Dicen que el camino de los sueños se transita descubriendo personas claves, de esas que llegan a tu vida de manera especial. Que se descubren ideas nuevas y se abren puertas únicas que dan forma a los sueños. Hasta que llega el día de verlos concretados. Y ese día llegó para “LODEBAR, La Tierra Del Olvido”.
La palabra Lodebar es la conceptualización de “olvido, oxido, chatarra, rutina, automatización, mentira”. Todas ellas resuenan y se reflejan en la escenografía, cuerpos y texto. Dentro de la propuesta no hay lugar para colores vivos, el óxido fue tapando cada parte de metal y las ropas, así también como los rostros, acumulan la suciedad de días. La iluminación responde a un lugar de encierro. Este espacio escénico no varía, cumple la función de contener las diferentes actividades rutinarias de los personajes. Cada rincón, cada objeto y cada cuerpo es portador del paso del tiempo y del deterioro. Pero no todo va en esa dirección ya que Absoluto tiene lugar a través de una pantalla ubicada en el centro de la escena donde rompe la estética oxidada para lucir irónicamente sus lujos, colores vivos, grandes expresiones de vitalidad y sarcásticas demostraciones de afecto. Toda la vida que no hay en Lodebar, la vemos en su imagen saturada de poder.
La historia sucede en un “no tiempo” dentro de un espacio llamado Lodebar. Lodebar es el encierro, literal. Allí habitan cuatro personajes cuyos nombres no son propios: Kasy, Menos, Nunca y Poco. No tienen historias para contar, solo tienen que cumplir con la rutina diaria dentro de ese lugar rodeado de chatarra, rutina, oxido y olvido. Todos ellos son dominados y guiados por el poder de Absoluto. Sus órdenes, sus elogios y manipulación han construido una estructura de mentiras, que hace funcionar a Lodebar. Bajo esta “protección” del mundo exterior, se viven los días rutinarios, hasta de misteriosamente unos extraños objetos comienzan a llegar a Lodebar, provocando que los personajes comiencen a hacerse preguntas acerca de su identidad y la validez del sistema que los oprime.
“Lodebar, La Tierra Del Olvido” está compuesta por: Julieta Maisonnave (Directora y Actriz), Alejandro Segovia (Actor), Patricio Ibarra (Actor), Micaela Martínez (Actriz) y Claudio Glennon (Asistencia de Dirección y Actor). Diseño y producción multimedial: Llegar Alto Multimedia. Operación Técnica: Carina Gamarra. Vestuario: Laura Guzmán. Escenografía: Aníbal Barrios y Lidia Malla. Diseño gráfico: Julieta Maisonnave. Y la Producción General de: Guido Formichelli y Carina Gamarra.
El estreno de esta obra está previsto para el sábado 27 de agosto a las 20:30 horas en General Paz 191, Temperley, Buenos Aires, con entrada a la gorra.