Entrevistamos al pastor Guillermo Otero, quien lidera una iglesia muy particular. Basados en el Barrio de Chacarita, lleva a delante una iglesia sin edificio hace varios años, que se reúne en sitios públicos, confiterías, etc.
Perfil Cristiano lo entrevistó y Guillermo nos compartió algunas cosas de el día a día de la iglesia “Todo es posible”.

PerfilCristiano.com: ¿Cómo nace “Todo es Posible”?
Guillermo Otero: La iglesia “Todos Es Posible” nace de un trabajo en conjunto con la Misión Bautista. Kevin Baggett, estratega de la Misión, realizó una estadística, junto con un equipo de trabajo, de aquellos barrios de la Cuidad de Buenos Aires (CABA) que no tienen iglesia Evangélica o tiene una Bautista y si tienen una iglesia ésta es chiquita o escondida y no tiene impacto en el barrio.
De aquí surgió 12645027_1325819177443630_682344801189147407_nque 5 barrios de CABA no tienen iglesia directamente y varios más no tienen una iglesia Bautista. Entre ellos, el barrio de Chacharita.
Luego de comenzar el trabajo en el barrio nos encontramos con algunas iglesias muy chicas que no tienen casi influencia en el barrio. Entonces vimos la necesidad y el Señor nos confirmó que era el lugar donde teníamos que comenzar la obra y comenzamos a reunirnos en la casa de un matrimonio que vive en el barrio. Éramos en total unas 6 personas.

 

PerfilCristiano.com: ¿En qué lugares se reúnen?
Guillermo Otero: Comenzamos con estudios bíblicos y con el tiempo fuimos a buscar un lugar donde reunirnos; no un local, porque entre 6 personas no podíamos costearlo, pero sí un lugar prestado para poder tener las reuniones los domingos.
Fuimos a varios lugares, centros culturales y hasta una fábrica que tenía un lugar arriba, hasta que encontramos un comedor comunitario donde en un principio nos dijeron que no; pero luego comenzamos a colaborar en la semana sirviendo alimentos a personas sin techo, y así nos conocieron, nos prestaron el lugar los domingos para poder tener nuestra reunión. 13344567_1432541133438100_6648605556717059361_n
Ahí comenzamos a crecer y se sumaron varias personas. Luego de 1 año de tener las reuniones ahí, el Gobierno de la Ciudad cerró el comedor, entonces comenzamos a reunirnos en un Mc Donalds. También ese lugar nos quedó chico, porque éramos más, pero estuvimos varios meses reuniéndonos ahí.
Luego fuimos, en el verano, a reunirnos al parque y ahora que comenzó el frío nos estamos reuniendo en el primer piso de una confitería que nos presta todo un salón que no utiliza y no nos cobran nada, sólo tenemos que consumir algo y entonces tenemos la reunión ahí, tomando café con leche y unas medialunas y nos prestan el lugar calentito y tenemos un hermoso lugar para reunirnos.

PerfilCristiano.com: ¿Cuál es la visión para el barrio?
Guillermo Otero: La visión es La Iglesia en las Calles. No como un edificio, ya que no lo tenemos y el Señor nos fue enseñando lo que es ser realmente iglesia. Todos tenemos el concepto que la iglesia no es el edificio pero nosotros tuvimos que ponerlo realmente en práctica porque no tenemos un lugar.
El tema es cómo llevar adelante la visión de una iglesia sin tener el edificio, cómo llevar adelante un culto tradicional, con los momentos del culto que uno siempre espera y con los ministerios tradicionales y demás, a lo que uno está acostumbrado desde chico.
11011483_1201181469907402_3624756815375810950_nTuvimos que repensar todo basándonos en Hechos, en la iglesia primitiva cómo hacían ellos. Nos centramos en acercar a las personas a Jesús y no a una iglesia.
La visión para el barrio es ir, predicar, orar y visitar y nos dimos cuenta que habíamos aprendido un poco más, porque lo único que habíamos aprendido era a llevar folletos para invitar a la gente a ir ala Iglesia y en realidad lo que hacíamos era invitar a una reunión, a un edificio, pero no los acercábamos a Jesús.
Lo que hacemos como iglesia, al no tener un lugar es ir y acercar las personas a Jesús y esperamos que en un se dé un proceso, que puedan acercarse a la iglesia
Así que simplemente les hablamos del amor de Dios y de la necesidad que tienen de acercarse a Él.

PerfilCristiano.com: ¿Qué ministerios desarrollan?
Guillermo Otero: Este trabajo lo hacemos con 3 ministerios. Uno es el de caminatas de oración donde un grupo va, recorre el barrio y va orando por corazones, manos y casas abiertas y cosas específicas por las que se ora en el barrio.
Hay otro grupo de que va a evangelizar directamente, que le llamamos la tarea Uno a Uno; salimos por el barrio, oramos y esperamos que el Espíritu Santo nos dirija la menos a una persona para hablar directamente del amor de Dios.
Y en tercer lugar, hay un equipo que va a visitar a las personas a las que hemos hecho contacto en alguna actividad. En estos años hemos hecho una peña folclórica, actividades para chicos y cada vez que hacemos estas actividades levantamos datos, direcciones, teléfonos y el otro grupo va a visitar y lleva un presente, un versículo, un motivo de oración, lleva algo para empezar a relacionarnos con estas personas y también levantamos pedidos de oración en las casas y les decimos que estamos orando por ellas.
Como no tenemos un lugar nuestro físico, el nuestro es un lugar virtual, entonces tenemos una tarjeta con un número de WP para mandar pedidos de oración y figura la página web, la página de Facebook, el Twitter, el Instagram y la idea es que ese sea el espacio donde la gente pueda enterarse de qué es lo que pasa con la iglesia, lo que está haciendo y sirva como una imagen de iglesia dinámica y no estática como estamos acostumbrados en un lugar, sino como la iglesia en las personas; que está trabajando, estudiando, que tiene familia, etc.
La iglesia no como una reunión en la semana, sino como una comunidad viva que está llevando adelante el mensaje de Jesucristo, que está aprendiendo y viviendo una experiencia todos unidos y caminando en el Señor.

PerfilCristiano.com: ¿Qué resultados ha dado en el barrio?
Guillermo Otero: Actualmente somos unas 20 personas de las cuales varias han aceptado al Señor hace poco. Tuvimos los primeros 4 bautismos y la idea es seguir discipulando y llevando a las personas a los pies de Cristo, al bautismo y a que puedan añadirse a la iglesia.
El impacto en el barrio está siendo muy bueno; aún nos queda mucho trabajo por hacer. Este tiempo ha sido de consolidación del grupo que estaba, de ir añadiendo personas y al hacerlo se añaden problemas, discipulados que se van haciendo necesarios y demás trabajo con las personas que han venido.
12809765_1355290607829820_6302767573448712066_nMucho del trabajo está enfocado hacia las personas que han aceptado al Señor y están sumándose a la iglesia con nosotros, entonces eso nos absorbe una gran cantidad de tiempo y es una pata muy fuerte de la iglesia.
En el barrio estamos sembrando y creo que todavía lo mejor está por venir, el impacto que está haciendo la oración, la predicación y la visitación va a ser fuerte, aunque todavía no lo vemos, lo vemos por fe, porque sabemos que es lo que el Señor nos ha mandado a hacer, sabemos que este tipo de cosas da resultado porque son las cosas que nos invita a hacer el Señor.

RedacciónCentral.net