Por Ana Valoy

 

Uno de los más encendidos discursos dados en las audiencias previas al debate por la despenalización del aborto fue, sin dudas, el de la Licenciada Ana Valoy. La directora de la Fundación EPASI (Equipo de Prevención del Abuso Sexual Infantil) esgrimió duras críticas al sistema actual y confrontó a los legisladores ante la posibilidad de concretar esta ley, comparándolos con quienes estarían contentos con que este proyecto se apruebe.
A continuación, la transcripción literal de la ponencia de la profesional tucumana.

Buenos Días. Vine desde 1200 kilómetros de distancia para hablar sobre la relación entre el abuso sexual y el aborto.
La primera pregunta siempre es: ¿hay estadísticas oficiales de nuestro país de los abusos sexuales? No. ¿Hay campañas nacionales estatales para prevenir el abuso sexual? ¿Existe un registro de ofensores sexuales con los cuales se pueda cotejar los datos de ADN de los embarazos por abuso? ¿Qué porcentaje del presupuesto público es destinado a la reivindicación de las mujeres víctimas de abuso? ¿Y a los niños que sufren incesto? ¿A los que son víctimas de trata y prostitución?
El 23 de noviembre de 2017 esta Cámara dio media sanción a un proyecto que establece que los delitos de abuso sexual sean declarados de acción pública -y no privada- cuando se trate de menores de 18 años, y el fiscal deba investigar de oficio.
Encontramos entonces una CONTRADICCIÓN, pues los proyectos abortistas, no concuerdan con el espíritu de lo manifestado por la misma cámara recientemente. Al contrario, lo deja como una acción privada, que una persona puede realizar o no, sin explicitar lo que la administración pública de los Establecimientos de Salud debería realizar ante el relato de una persona que exprese que su embarazo es consecuencia de abusos sexuales.
La Ley lo establece claramente en el artículo 277 del Código Penal: No denunciar un delito conocido y además hacer desaparecer las pruebas es DELITO DE ENCUBRIMIENTO.
Realizar un aborto a una persona que está testificando que es víctima de abusos sexuales, y hacer desaparecer la prueba, al asesinar el bebé y además desechar el cuerpo, y no efectuar la denuncia, ocultar a los padres, encubrir al abusador… son gravísimos hechos a los cuales empujan estos proyectos.
SI NO SE DENUNCIA, NO HAY PERSECUSION DEL DELITO. NO SE SANCIONA, NO HAY INHIBICION PARA COMETERLO. SE PERETUA EL ABUSO, ES MUY PROBABLE QUE VUELVA A HABER NUEVOS EMBARAZOS. EL VIOLADOR LIBRE SIGUE ABUSANDO.
¿Qué hacer si quien acompaña a la víctima es su propio ofensor? ¿Cómo se puede “presuponer la madurez” de una niña que está siendo abusada hace años, y está bajo amenaza, con terror a los ataques y posibles consecuencias, que vive bajo la manipulación del abusador, intimidada por su presencia; sin descartar que podría estar a su lado o esperándola afuera de la institución? Pues al ser un “adulto de confianza” encaja en las figuras requeridas en el artículo 8 del Proyecto de Ley de la Campaña, ya que en el 90% de los casos el abusador es un familiar o muy allegado a la víctima. ¿Y si el año siguiente llega la hermanita de la víctima embarazada? ¿O la misma víctima otra vez? ¿Alegando el “consentimiento informado” vamos directo al “procedimiento”?
¿NO SE CONSIDERA EL ESTADO EMOCIONAL EN EL QUE SE ENCUENTRA UNA VÍCTIMA DE ABUSO SEXUAL? El stress post traumático, la relación de poder-dependencia con el abusador, el Síndrome de Estocolmo (amor-odio), las amenazas y miedos que operan, entre otros…
NO SE OFRECE AYUDA, ACOMPAÑAMIENTO NI CONTENCIÓN A LAS VÍCTIMAS DE ABUSOS SEXUALES. Solo se les ofrece el aborto.
Si hay un interés real en esta problemática, debería establecerse la OBLIGATORIEDAD DE LA DENUNCIA Y PERSECUSIÓN DEL VIOLADOR.
Creo que todos conocemos el fallo FAL. Pero ¿sabemos qué pasó con el abusador de la niña AG? ¿Está preso cumpliendo su condena?
Señores Diputados: Abortar los niños que son concebidos en un abuso NO va a solucionar el problema de la pedofilia ni de las violaciones. EL ABORTO NO SOLUCIONA EL PROBLEMA DEL ABUSO SEXUAL. No queremos niñas y mujeres embarazadas por abusos. Desde la sociedad civil hacemos lo que podemos… Pero ustedes, los gobernantes y legisladores, ustedes tienen la responsabilidad como ESTADO de EVITAR los abusos, de crear programas para prevenir los abusos, para enseñar a las familias cómo proteger a los niños de los pedófilos. Para dar acompañamiento, contención, protección para evitar futuros abusos, crear un sistema para identificación del ofensor sexual, búsqueda de otras víctimas, investigación por reincidencia… ¡algo!
EL DINERO y EL PODER lo tienen USTEDES. Les pregunto, ¿qué están haciendo? Los violadores en Argentina andan libres, las denuncias casi nunca llegan a juicio, y las pocas penas que hay son condescendientes. Las redes de pedofilia funcionan amparadas por quienes deciden invisibilizarlas, al igual que quienes lucran con la prostitución infantil. Y ni hablar de las mafias de trata… ¡Ahí sí que se hacen abortos! ¡Claro que no quieren que las esclavas sexuales tengan hijos! ¡Claro que prefieren borrar las pruebas! Diputados y Diputadas: nosotros les hemos elegido como representantes para que den respuestas superadoras a los problemas sociales, NO para que maten gente.
¿DEUDA DE LA DEMOCRACIA? ¡Por favor chicas! Deuda de la Democracia es que aquí en Argentina desaparezcan personas en plena democracia como si la tierra se las tragara. ¡Nadie sabe nada! ¿Dónde está Daiana Garnica, la joven tucumana de 17 años que desapareció hace 1 año y que se sospecha que fue víctima de trata? ¿O Milagros Avellaneda, quien desapareció con su hijo hace 3 años? Sólo para nombrar algunas. Pero son miles.
El pésimo sistema de seguridad y de justicia NO ha dado respuesta, como en muchísimos casos. ¿Quieren saldar la DEUDA? Devuelvan con vida esos hijos a sus padres y no pidan leyes para matar, porque víctimas sin entierro digno ya hay muchas.
¡Maldito garantismo argentino que cobija a violadores y asesinos, dándoles protección, invocando el principio de inocencia, dejándolos libres o en el mejor de los casos, encerrándoles durante algunos años y luego los dejan libre por “buena conducta”!
Si no tienen respuestas reales para evitar los abusos sexuales y castigar a los abusadores, ¡entonces renuncien! Porque aprobando estos proyectos de ley que matan a los hijos de mujeres víctimas y encubren a los violadores, habrá más violadores sueltos. Vía libre para abusar y borrar las pruebas.
Entonces, dejemos vivir libres a los violadores, y matemos a los bebés inocentes. Ni si quiera para los violadores y asesinos hay PENA DE MUERTE, pero para los bebes Sí.
Mi Fundación hace 19 años que se autosostiene. Me harté de pasearme por todas las oficinas públicas municipales, provinciales y aún viniendo aquí, a Buenos Aires a buscar recursos. Pero ¿saben qué? NO hay dinero para prevenir el abuso sexual. No HAY. ¡Ah! Pero para pagar abortos ¿sí hay dinero? No les interesa si siguen siendo abusadas; sólo les interesa matar.
Nuestra Fundación presentó un proyecto de ley nacional en el Senado: Prevención e Intervención en el Abuso Sexual Infantil. El expediente era S-3828/14. Ingresó al Senado el 4 de noviembre de ese año y perdió estado parlamentario el 29 de febrero de 2016.
Conozco mujeres que concibieron tras los abusos y escapando del aborto. Alguien acogió ese bebé y le dio la posibilidad de vivir al niño y de ayudar a la mujer. Pero siempre fue una ONG, una iglesia, una familia. NO escuché casos donde el Estado le haya ayudado; sólo les ofreció el ABORTO.
Señores Diputados, ¿a quién beneficia este Proyecto de Ley cuando llegue un proxeneta a un establecimiento de salud, llevando a “su mercancía” a hacerse un aborto? ¿Quién se lo va a impedir? ¿Quién le va a pedir datos? ¿Quién va a indagar la historia de esa adolescente? ¿Cuántas veces la recibirán a la misma víctima con otros embarazos de sus clientes? ¿Cuántas hermanas victimas de incesto del mismo padre van a atender ofreciéndoles “el procedimiento”?
El Estado sería responsable y cómplice del encubrimiento de estos delitos.
Cuando estén por votar en el recinto, piensen quiénes se van a beneficiar. Yo no sé quiénes de los Diputados han pensado votar en favor de estor proyectos de Ley, pero sí sé que los pedófilos, los proxenetas, los tratantes y los violadores seriales estarán a favor. Ellos, seguramente darían su voto positivo.
Nada más. Gracias.