El periodista y conductor de radio y TV brindó sus “20 tips para periodistas” en el Primer Encuentro de Comunicadores Sociales Cristianos de la Argentina. Consejos, anécdotas y herramientas útiles para poner en práctica en los Medios.

Alejandro Rial derrocha experiencia pero la administra con eficacia. Durante una hora inundó de anécdotas y consejos profesionales -que entregó en forma de tips, en pequeñas dosis-, a los asistentes del Primer Encuentro de Comunicadores Cristianos, en el Auditorio de la Ciudad, organizado por la UCCA (Unión de Comunicadores Cristianos de la Argentina), el pasado 25 de Junio.

Rial, quien llegó al Encuentro de la UCCA con el crédito de una exitosa carrera como periodista de actualidad (América, CVN y Canal 26) y como productor y conductor durante más de 20 años, habló de lo que significa ser periodista hoy, de objetivos, de creatividad, vestimenta y hasta de libertad.

“Yo no trabajo, disfruto. Nunca trabajé en la tele, siempre disfruté en la tele. Muchachos, disfruten de lo que hacen”, comenzó diciendo Rial, quien enseguida dejó en claro que el trabajo de periodista es de “24 horas al día”.

Con el avance de los tips-consejos, crecía en el Auditorio la atención: “Trato bien a todos. Cuando empecé a trabajar todos se gritaban y maltrataban en los medios. No nos contagiemos del maltrato. Yo empecé a tratar bien a los que estaban conmigo”, dijo el periodista y ahora consultor psicológico, y agregó que “el liderazgo amoroso es lo que tiene que prevalecer en los grupos de trabajo”.

El hombre que inauguró las mañanas informativas hace más de una década, les dejó a sus oyentes una pregunta inquietante. “¿Pensaron por qué eligen o eligieron esta profesión? Quizás respondan ‘porque me gusta’, ‘porque me divierte’, etc. Pero es mejor preguntarse: ‘¿Para qué elijo esta profesión? Tiene que ver con el fin”, y agregó otra pregunta “¿Qué es lo que esperás que te dé esta profesión o qué vas a ofrecer a esta profesión? ¿Te lo preguntaste?”

El tiempo se agotó, aunque los asistentes se quedaron con ganas de más. Sólo hubo tiempo para el cierre, en donde Alejandro Rial finalizó con su legado a la profesión: “Humildemente estoy convencido de que, con mi granito de arena, cambié y aporté cosas a esta profesión. Aparte de lo que hice con la forma de vestir, empecé a poner videos de YouTube al aire, cuando nadie lo estaba haciendo”. Sólo había tiempo para un