Por María José Amiunes (*)

Tener el hábito de realizar actividad física es algo que es difícil de lograr, por eso para sacarle provecho a cada entrenamiento y poder ver resultados la alimentación es fundamental y cada grupo de alimento es clave.

Vamos a darte unos consejos, pero tené en cuenta que cada cuerpo es distinto y que las necesidades calóricas varían dependiendo del sexo, la edad, el tipo de ejercicio y el objetivo que te hayas planteado con tu profesor.

Comenzamos.
Así como un auto sin combustible no va se va a mover, tu cuerpo sin una buena carga de alimentos antes del entrenamiento tampoco. ¡Necesitamos energía!

TIP N1: No entrenes en ayunas
Hoy hay muchas modas y mitos sobre nutrición y fitness, y uno de ellos es hacer actividad física en ayunas. El desayuno es una comida importantísima, es la primera que va a recibir tu cuerpo después de 6 -8 horas durmiendo. Y el ejercicio demanda de una fuente calórica para llevarlo a cabo de forma correcta. ¡Es falso que si entrenás en ayunas quemás más grasa!
Mirá lo que pasa si entrenás sin alimentarte
Cuando nos despertamos, tenemos aproximadamente 15 a 20 minutos de reserva de glucosa en el cuerpo (la glucosa es el principal combustible de nuestro cuerpo). Pasado esto, el cuerpo entra en alarma y le demanda al hígado, el cual tiene para otros 20 minutos.
Y como nosotros seguimos sin desayunar, el cuerpo llama a la cortisona para que saque de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel.
Es decir, quien entrena sin desayunar, o en ayunas; no sólo rinde mucho menos por falta de combustible; sino que además pierde masa muscular.
Hacé un buen desayuno antes de entrenar, que tenga: Carbohidratos complejos, Lácteos descremados, Frutas.

TIP N2: Elegí bien antes de entrenar
Los carbos o hidratos de carbono son un grupo clave para antes de hacer ejercicio. Le van a dar a tus músculos energía, fuerza, y resistencia para entrenar. Podes elegir carbos integrales, con aporte de fibra, así obtenés más saciedad, y su absorción es más lenta- ¿Qué significa? Que vas a poder tener energía por más tiempo.
¿Cuáles son? Avena, Granola, Panes integrales con semillas, Panes de multicereales, Cereales de maíz, de trigo, integrales, Frutos Secos (nueces, almendras, castañas, etc.), Frutos desecados (pasas de uva, bananas, ciruelas, etc.).
Los podés acompañar de alguna proteína, como por ejemplo: Quesos descremados, Leche descremada o Leche vegetales, Leche de soja, Yogurt descremado, Claras de huevo, Lomito de atún al natural, Pavito, Jamón cocido sin grasa.
Y siempre sumar una porción de fruta, que nos aportan fibra, carbos complejos y vitaminas, como por ejemplo: Manzana, Pera, Banana, Kiwi, Mandarina, etc.

TIP N3: El agua es un alimento
Y como tal, debe ser parte de tu rutina de entrenamiento. ¿Cuándo? Antes, durante y después de entrenar. Es fundamental para mantener hidratado el cuerpo, para evitar deshidratación o malestar por algún ejercicio intenso o mucho calor.

TIP N4: Disfrutar
Es fundamental que elijas una actividad que te guste, que te dé placer y te desconecte con la rutina.