Diego Ruscitti (45 años) es una de las caras de TN Deportivo y es, a la vez, ejemplo de un periodista al que nada le fue fácil en su camino a las “grandes ligas” de los medios. “Lo que ustedes ven en TV, cuando aparezco en pantalla, tiene detrás un sacrificio enorme”, comenzó diciendo en el marco del 1º Encuentro de UCCA, en el Auditorio de la Ciudad a finales de Junio.
Ruscitti conduce TN Deportivo (Sábados a las 13 :00 horas) y es columnista en TN Noticiero de 13 a 16 horas. Anteriormente fue cronista en móviles de exteriores, producción de piso, ejecutiva, de aire y edición. “Hace ya varios años estoy en TN/Canal 13, pero detrás hay viajes largos en tren, a la madrugada, bastardeos laborales insólitos. Es muy duro, golpea fuerte en el corazón, más que nada cuando uno es cristiano y tiene que marcar la diferencia en todo lo que hace”.
Mientras que DR proseguía su charla, la atención de los asistentes al Encuentro de Comunicadores crecía y nadie quería perderse un segundo de la ponencia: “Chicos, como cristianos estamos destinados a ser diferentes. Ustedes tienen que marcar la diferencia en los medios. Con integridad, ser distintos”, y prosiguió, “se pueden equivocar (y me ha pasado mil veces) el nombre de algún jugador, pero no pueden mentir. Eso está en nuestro ADN y el mío es Jesucristo”.
“En otra de mis experiencias laborales, antes de TN, estuve en un programa de cable donde me pagaban 10 pesos por transmisión. No me olvido más. Pero yo entendí que en esas experiencias tenía que pulir todos mis errores. Todas mis fallas tenían que salir a la luz, para que el día de mañana pudiera conectarme con un medio grande (que es lo que soñaba y es lo que pasó)”, señalaba Ruscitti, con el traje de la experiencia encima y varias historias en su haber.
Precisamente fueron varias las historias y anécdotas que el periodista de TN compartió con el público, de su vasta experiencia local e internacional (por ejemplo en Mundiales).
“En los Medios pueden llegar a sufrir situaciones dolorosas, hasta humillantes. Ustedes hagan su trabajo. No contesten mal, esperen la oportunidad, manéjense con altura. Con esas cosas van a lidiar, pero está en ustedes marcar la diferencia”, decía Ruscitti en el final. “Va a haber momentos que se van a preguntar por qué me pasa esto a mí. Pero lo importante, es que todo lo que hagas lo hagas con pasión”, agrega.
“Un buen comunicador tiene que lograr un perfecto equilibrio entre seducción y comunión”, dice Ruscitti en su perfil de Linkedin. Su profunda fe cristiana, su testimonio de vida, su pasión por el periodismo y el deporte, hicieron que Diego impacte positivamente a los asistentes del 1º Congreso de UCCA.
Un combo que dejó su sello y quedó a la vista cuando terminó su ponencia (y el evento). Diego se quedó más de una hora saludando, charlando y sacándose fotos con la gente, aún conmovida por su charla.
Por Pablo Statzner
Foto: Daniel Orfano