Los Dres. Gabriel y Cecilia Flores, explican que desde la genética, biología, embriología (estudio de las primeras fases del desarrollo del embrión), de la medicina en general no hay discusión con respecto a que la vida empieza en el momento de la unión del espermatozoide con el óvulo.
Interrumpir el proceso embrionario luego de ese momento es “interrumpir la vida de una persona que está en pleno desarrollo”.
Los Dres. Flores también explican que el embrión/feto no es el cuerpo de la mujer, ya que tiene tejidos propios que son originados por células propias y no de la madre. “El embrión tiene corazón, sistema nervioso, etc. propio, no usa el de la madre. Además está la barrera placentaria que divide claramente a la madre del embrión/feto”.
Es por estas y otras razones que la Academia de medicina de Argentina toma una clara posición contra el aborto e insta a los médicos a no practicarlo apelando al juramento Hipocrático.
Los Dres. Flores mantienen una intensa actividad a través de conferencias, medios de comunicación, redes sociales en la difusión de los conocimientos médicos que avalan el derecho de los niños por nacer.