Por María José Amiunes (*)

Es una época de cambios, nuevos comienzos, vuelta a la rutina escolar, y por ende vuelta a la rutina familiar.
Por eso te dejo algunos consejitos para que esta vuelta al colegio, sea saludable:
-Algo que, a veces, es difícil de lograr luego de las vacaciones y tiempo libre es planificar horarios. Y dentro de eso, los horarios de descanso. Es importantísimo que los más chicos, puedan tener sus horarios pautados, sin pantallas, y logren descansar entre 8 y 10 horas diarias.
-¡No te vayas sin desayunar! Si tus chicos son de los que se levantan con el tiempo justo, especialmente los que van a la escuela en el turno de la mañana, mi consejo es que puedas dejar semi-preparado el desayuno la noche anterior. Dejá las tazas, el agua caliente en un termo, frutas cortadas e un tupper, etc.
-Aprovechá ese entusiasmo que tienen por comprar útiles nuevos, y comprales o reciclá alguna lunchera colorida; decórenla juntos, con algún superhéroe o personaje que a tu hijo/a le guste Así es mas fácil y llamativo que quieran llevarse alguna vianda. Además, acordate que el “packaging” es fundamental para captar su atención.
-Incluí frutas en sus colaciones. Si les gustan las frutas enteras mejor. Podés cortarlas con formas divertidas para el recreo. Sino, las barritas y galletitas son una buena opción, pero caseras. Pueden hacer muchas juntas, las llevás al freezer y van sacando para tener en la semana.
-Los chicos suelen pasar muchas horas fuera de casa, y la hidratación suele pasarse por alto. Guardales agua en la mochila, o sino reemplazá por jugos sin agregado de azúcar, o alguna limonada casera.
La alimentación es fundamental y en edad escolar es clave, no sólo influye en su crecimiento, sino también en el rendimiento escolar.