Hoy, Martín Flores comenta “Love”, de Krizovatka

Trabaja junto a su padre, fundador de Pumas del Sur, una entidad solidaria que desde hace más de 30 años se dedica a asistir a chicos en situación de calle. Desde 1981, brinda atención personalizada a más de 400 niños que pasan por el comedor, dándoles también apoyo escolar, asistencia psicológica y orientación en diversas problemáticas. Por eso decidimos inaugurar esta sección con Martín Flores, palabra autorizada si las hay en cuestiones de solidaridad. (click Read More)

Este video me dispara muchas cosas pero la que más me toca, es ver que uno sólo es el que puede marcar la diferencia y ser de ayuda para el prójimo. En un mundo donde todos pasan corriendo, tan sólo el que camina y se detiene a ver, puede darse cuenta de lo que necesita el otro. Pueden ser muchos los que se contagien y se sumen pero no podemos esperar a ser de ayuda en otros si no empezamos en uno mismo.

En Pumas del Sur, la fundación que comenzó mi papá ( www.pumasdelsur.org.ar ) la idea la tuvo otra persona pero sabía que no podía tener continuidad, que no iba a mantenerlo en el tiempo y se lo comentó a mi papá porque conocía su corazón de dar todo por los demás y la pasión con la que lo vivía. Primero respondió que no y en la segunda vez que le pidió esta persona, aceptó y nunca más dejó de trabajar por la niñez. Esto fue en 1981 y sigue viendo cómo hacer para marcar la diferencia. Como dije al principio, fue uno sólo y eso armó una reacción en cadena que hizo que en más de 30 años, hayan pasado más de 10 mil niños y, seguramente en muchos de ellos, se formó esta cadena de favores.

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39)