(Agencia Sileo & Sileo, Viernes 13 de mayo de 2016).- La aparición sorpresiva de Valeria Viera en la Feria del Libro hizo que los ojos de editores se pusieran sobre la publicación que acaba de lanzar de propia pluma. “Guía para extranjeros” se convirtió, por estos días, en una suerte de centro de atracción dado lo poco habitual que tiene el tratamiento de la problemática de los inmigrantes.
“Ser partícipe en la feria del libro con mi publicación ha sido una de las mejores experiencias que he vivido”, cuenta Valeria. “Estuve con ‘Guía para extranjeros’ en el stand de la provincia de San Juan, a cargo de Liliana Alaniz y su equipo. Yo misma volví a ser extranjera, era la invitada, aquella que recibían con los brazos abiertos. Tengo el corazón inflamado de amor”, agregó la escritora.
Pero su paso por la feria más importante de exposiciones literarias no fue solo eso, sino que también tuvo la posibilidad de exponer, durante unos minutos, acerca de su obra literaria, ante los presentes. “Estar en un stand fue desafiante, tuve la oportunidad de presentar el libro delante de la audiencia, hablar con algún periodista, fotógrafos; también colaborar al equipo vistiéndome de dama antigua para rememorar junto a los actores y músicos aquellos años invaluables de nuestra independencia. Sin embargo, el desafío más grande fue el día a día, porque se dieron momentos para conversar con diferentes personas, desde curiosos hasta extranjeros reales, los cuales me contaban sus experiencias, sus pesares y sus alegrías”.
Por supuesto, el anecdotario de Valeria empezó a nutrirse de historias de vida a cada paso. “Hablé con un hombre de Bolivia que sufría la discriminación día a día; con un jovencito haitiano que quería el libro porque ‘necesitaba una palabra de aliento’; una escritora chilena me visitó en varias ocasiones porque nos identificábamos y compartíamos experiencias; con una joven argentina que angustiada, me contaba lo perdida que se sentía en la vida y necesitaba una guía, y por causa del título del libro se acercó; charlé con muchos más. Sin duda, el tema está en la agenda social: discriminación, añoranza, incertidumbre hacia el futuro. ¡Qué privilegio tuve en poder ayudar a otros desde mi experiencia y palabras que Dios me daba para cada uno de ellos!
Siempre recordaré aquel lunes cuando salí de mi casa para ir a la consulta con el dentista, y terminé el día exponiendo ‘Guía para extranjeros’ en la Feria del Libro de Buenos Aires. Guardaré en mi corazón a las personas de la provincia de San Juan, quienes se convirtieron en amigos. Sin duda hoy puedo dar fe que Dios abre puertas grandes para sus hijos, y que todo lo que esperamos se realizará en Su tiempo sorprendiéndonos con todo su amor”.